DÍA DE LA MADRE POLÍTICA (SUEGRA)

Relaciones difíciles entre suegra y nuera. Por qué ocurren y cómo gestionarlas 

Las relaciones entre suegra y nuera no son siempre tan fáciles como nos gustaría. En ellas se mezclan sentimientos encontrados que, además, giran alrededor de un único personaje, el hijo-marido.

Según el sondeo realizado a más de 2.000 mujeres por portal Netmums, una de cada cuatro nueras afirman no tener buena relación con su suegra. Entre los motivos que más se repiten como causa de esta situación encontramos la intromisión en asuntos referidos a la educación de los hijos y la crítica constante hacia la relación que mantienen con sus maridos.

Pero, ¿por qué la relación suegra nuera es en ocasiones tan complicada?

¿Qué desencadena los problemas entre nuera y suegra?

En la mayoría de los casos los conflictos se desencadenan cuando unas de las partes siente que se ha invadido su territorio. En las suegras estos miedos son más comunes pues forman parte de la naturaleza protectora de las madres.

La mayoría de las madres tienen a imaginar cómo será su futura nuera, cuando la realidad no coincide con la imagen preconcebida que tenían de ésta, suelen desencadenar sentimientos negativos que casi de forma involuntaria distorsionan la imagen de la nuera, creando gran cantidad de conflictos dentro de la familia.

Las nueras por otro lado, al ser conscientes del vínculo maternal que une a su pareja con su madre, temen no poder alcanzar una relación igual de estrecha con sus maridos.

Consejos para mejorar la relación entre nuera y suegra

Practica la empatía

Si eres la suegra, recuerda que tú también estuviste en la situación de la nuera en el pasado o, si eres la nuera,  estarás en el de la suegra en un futuro. Trata de recordar cómo te gustaba que te tratasen entonces o imagina cómo te gustaría que lo hiciesen más adelante. Aprendan a ponerse en el lugar de la otra.

No compitas 

Aprende de tu suegra y descubre nuevas maneras de ver el mundo con tu nuera. Por el bien de la persona a la que ambas aman lo mejor que pueden hacer es mantener al menos una relación formal.

No compares

Cada una tiene un papel muy diferente en su relación. Traten de marcas los límites hablando y déjense ayudar en los momentos difíciles. Aprendan a diferenciar entre el amor hacia un hijo y el amor hacia una pareja que es muy importante en estas situaciones. 

No se falten el respeto

Por muy tensas que se pongan las cosas, su relación va a estar de por vida ligada, por lo que no perder los nervios es esencial. Traten de solucionar sus problemas de una forma amistosa; si no es posible, basta con que mantengan una actitud de respeto mutua.

No impongas tus ideas

Cada una se ha criado en una familia y bajo unos valores distintos pero no incompatibles.

Fuente: siquia.com

Los comentarios estan cerrados.