DÍA DE LA ESPINA BÍFIDA

Espina Bífida: Causas, síntomas y tratamiento

En el Día Internacional de la Espina Bífida debemos analizar sus causas, síntomas y cómo tratar este defecto congénito. Cabe destacar que existen diversos tipos de espinas bífidas: oculta, defectos del tubo neural cerrado, meningocele y mielomeningocele.

Causas:

 

Estas causas tienen lugar cuando la mujer está embarazada, de manera que es debido a la falta de ácido fólico y una vitamina B común cuando se desarrolla el feto en el seno de la mujer.

 

Los síntomas de espina bífida varían entre las personas y también del tipo de espina bífida. Por ejemplo, la oculta es la forma más común y más leve y raramente causa incapacidad o síntomas. En los defectos del tubo neural cerrado, la columna vertebral está marcada por una malformación de grasas, huesos o membranas. En algunos pacientes hay pocos o ningún síntoma.

En el tipo meningocele, las meninges sobresalen de la apertura espinal, y la malformación puede o no estar cubierta por una capa de piel. Los que tienen el tipo de espina bífida, meningocele pueden tener pocos o ningún síntoma.

El mielomeningocele, el 4° tipo es realmente el más grave, y afecta a una parte de las funciones motoras del paciente, que muchas veces no puede caminar y puede tener disfunción urinaria e intestinal.

Tratamiento a aplicar

Primero se debe hacer un diagnóstico sobre este problema para determinar el tratamiento a seguir siempre por el médico. Debemos destacar que la espina bífida se diagnostica en forma prenatal, o antes del nacimiento. Sin embargo, algunos casos leves pueden pasar desapercibidos hasta después del nacimiento.

Si bien no hay cura, porque el tejido nervioso dañado o perdido no puede reemplazarse o repararse, hay tratamiento según la gravedad del trastorno.

Fuente: okdiario.com

Los comentarios estan cerrados.